jueves, 20 de agosto de 2015

Varias mañanas persiguiendo Oropéndolas...

Los que lo hemos intentado, creo que tenemos varias cosas claras para ir con el ánimo suficientemente elevado:

- Vamos a desesperarnos "un poquito" (según el número previo de intentos claro...) porque casi no se dejan ver y a pesar de ello no hacemos mas que oírlas por doquier...
- Es posible que acabemos con dolor de cuello y tortícolis de tanto mirar hacia arriba, les encanta ocultarse en las partes mas altas de los árboles...
- En el caso de que obtengamos alguna foto de ellas, aviso a navegantes que esto no siempre ocurre, será entre sombras, enramada, desde lejísimos y de escasa calidad.
- A cambio, si que podremos disfrutar de otras especies menos esquívas, como los Picapinos, Pitos Reales y pájaros de fronda.

Aquí os dejo un resumen de tres mañanas persiguiéndolas y sin haber obtenido (aun...) "la foto tan deseada, de esta dorada ave".









Oropéndola (Oriolus oriolus)














Pico picapinos (Dendrocopus minor)








 Ruiseñor común (Luscinia megarhynchos)